Plantas tapizantes para acuarios

Sofia Lozano
Bióloga marina
Nuestro método
89 Opiniones de usuarios analizadas
26 Artículos evaluados
76 Preguntas de usuarios analizadas

Los acuarios son elementos que tienen diversas funciones. En primer lugar, ofrecen al espectador la oportunidad de recrearse con un pedazo del ecosistema acuático y relajarse al ver la interacción de los peces y la belleza de las plantas. Y por otra parte, le permite al acuarista jugar con los elementos de flora y fauna disponibles para conseguir la mejor pecera de todas.

En ese sentido, las plantas tapizantes para acuarios son parte esencial del aquascaping. Conseguir que estas especies se aclimaten en una pecera no es difícil, siempre que tengas en cuenta los cuidados y atenciones que demandan.

Antes de entrar en detalle con cada variedad, puedes ver un breve resumen de sus principales características en este cuadro anexo:

TamañoSon mayormente especies rastreras que no sobrepasan el tamaño de 10 cm de longitud, aunque las que no se sumergen totalmente crecen un poco más.
IluminaciónLa iluminación requerida es de 1 W por litro de agua. Con una iluminación menor crecen más lento y menos densas.
SustratoDeben tener un sustrato nutritivo para extenderse por toda la superficie. Además, si hay piedras y troncos para acuarios será mucho mejor.
ReproducciónSe reproduce con mucha facilidad, solo que al principio cuesta un poco que se habitúen en el acuario.
Principales variedadesLa Marsilea hirsuta, Hemianthus callitrichoides, Riccia fluitans, Eleocharis Acicularis,  Micranthemum tweediei, Glossostigma Elatinoides.
Condiciones del acuarioNecesitan de unos 20° C a 28° C de temperatura y un pH que sea de entre los 6 a 8, dependiendo de la variedad. Si lo prefieres puedes agregar un kit de Co2, aunque no es algo indispensable.

Principales variedades de plantas tapizantes para acuarios:

Plantas tapizantes hay muchas, pero no todas soportan estar sumergidas bajo el agua.

A continuación, te damos una selección de las plantas tapizantes para acuarios más bonitas, fáciles de cuidar y que tienen una buena tasa de reproducción en condiciones adecuadas:

La Marsilea hirsuta

Esta es una de las primeras plantas que recomendamos. Principalmente porque puede ser cuidada por cualquier acuarista inexperto.

Es originaria de Australia de las zonas húmedas y pantanosas. Puede sobrevivir sumergida o en la superficie. Tiene 4 hojas en forma de trébol y se expande tipo césped, cubriendo todo el sustrato.

Su crecimiento es moderado, pero una vez que ya se aclimata dentro del acuario se empezará a expandir con más rapidez. No te desesperes.

Precisa de una iluminación alta, pues sus folículos necesitan de rayos Uv para conseguir su verdor característico. Ella se reproduce por espolones.

En cuanto a la temperatura del agua, la misma debe ser de unos 22° C a los 28° C y de un pH de entre los 6 a 7. Su altura es baja, y solo crece hasta los 5 cm de longitud.

Hemianthus callitrichoides

A esta variedad se le conoce también como Cuba, y es proveniente de Suramérica. Su apariencia es estilizada y de hojas finas, por eso es muy utilizada para el aquascaping.

Su tonalidad es de un espléndido color verde. Tarda algo de tiempo en adaptarse a la pecera, pero utilizando un agregado de CO2 se acelera ese proceso.

Un detalle de la Hemianthus callitrichoides es que no se recomienda combinarlas con otras tapizantes, porque van a competir entre ellas y no se expandirán como se desea.

Para que se sujete con firmeza, necesita un sustrato de grava de gránulos finos y que contenga altos niveles  de hierro. Puedes proporcionarle un buen abono para acuario y la planta crecerá muy espesa.

Unas de las recomendaciones de los acuaristas expertos es reproducirlas en recipientes aparte, -pueden ser emergidos- y luego trasplantarla al acuario. Asimismo, aconsejan que se tengan gambas para que limpien la planta.

Riccia fluitans

Otra hermosa variedad de planta tapizante para peceras es la Riccia fluitans o hierba cristal. Se da en casi todas partes del mundo, porque es una especie fácil de reproducirse.

Una de sus tantas ventajas es que no necesita de un sustrato para fijarse, sino que puede hacerlo a piedras, raíces, troncos o cualquier adorno para acuario.

Otra de sus cualidades es que es flotante o se usa como un manto vegetal. Muchos acuaristas juegan con ella para formar mini praderas o montículos de variadas formas, que hacen muy atractivo al acuario. Además, son perfectas para los principiantes, porque sus protocolos no son exigentes, ya que crecen muy bien con poco CO2 y con una buena iluminación.

Esta especie es muy recomendada para los gambarios.

Eleocharis Acicularis

En este caso, es una planta tapizante también llamada pasto de acuario. Tiene unas hojas finas y puntiagudas que pueden medir hasta los 7 cm de largo. Ella necesita de unos 28° C en el agua para verse siempre verde y espesa.

Un consejo es que hay que podarla regularmente para que forme la capa de césped que se desea. En pocas semanas vas a tener un manto silvestre realmente espectacular.

Lo mejor es que la entierren es sustratos finos como la grava o la arena, que cuenten con un suministro de nitrato, hierro y potasio.

Otro detalle a tomar en cuenta para su mantenimiento, es que recogen con facilidad las partículas suspendidas en el agua y se le forman en su superficie algas barbas. Para evitar esto se recomienda tener un buen sistema de filtrado que se encargue de mantener el agua limpia y cristalina.

Micranthemum tweediei

A la Micranthemum tweediei también se le conoce como la hierba Montecarlo. Su hoja es una especie de trébol. Proviene de Sudamérica, específicamente de Argentina.

Es un tapizante de acuario perfecto, de un aspecto verde brillante que le da ese toque natural al paisajismo. Su aspecto también es el de un trébol.

No debes preocuparte de agregarle CO2, sino de aumentar un poco el nivel de hierro y potasio en el sustrato para que la Montecarlo siempre esté sana y frondosa.

Se reproduce por estolones y puede medir hasta los 10 cm, siendo una de las plantas tapizantes para acuarios más altas en su longitud.

Glossostigma Elatinoides

Al igual que las tapizantes anteriores, esta variedad no demanda de una cantidad excesiva de CO2, pero sí de una buena iluminación por medio de una pantalla led o de un tubo fluorescente.

Es de hojas finas y suaves, y con buenos cuidados alcanza los 8 cm de altura. Eso sí, no se lleva bien con los nitritos, porque las altas concentraciones de este elemento hacen que desarrolle algas en sus hojas o que pierda su tonalidad natural.

Si lo que deseas es que la Glossostigma Elatinoides cubra el sustrato más rápidamente, entonces debes hacerte con un kit de CO2 y su crecimiento se acelera de inmediato.

¿Cómo cuidar las plantas tapizantes para acuarios?

Una vez que ya hayas escogido una variedad particular de tapizante, debes conocer ciertos detalles que garantizarán el éxito en la prosperidad de la planta.

Cada una de ellas es distinta, aun cuando pertenezcan a la misma familia. No obstante, en cuanto a las condiciones de la pecera, casi todas exigen lo mismo para mantenerse sanas y espléndidas:

Abono para acuario

Sí, ellas son consumidoras de muchos nutrientes. Por eso, tendrás que programar el uso de abono de forma regular en la pecera. Por lo menos una vez cada dos semanas.

Existen abonos con fórmulas ricas en hierro y potasio que les favorecerán mucho. Puedes optar por los abonos líquidos o los que son en pastillas. No olvides verificar que el producto no contenga ingredientes perjudiciales para los peces.

Iluminación

Este punto es importante, pues ellas requieren de una iluminación alta, de al menos 1 W por litro de agua.

Esto las ayuda a expandirse de forma horizontal y sin huecos en su forma.

Sustrato y CO2

Si quieres que crezcan más rápido y muy bonitas, pues introduce un kit de CO2 en el acuario.

De igual forma, el sustrato debe ser arena o grava fina que no maltrate sus delicadas raíces.

Si sigues estos sencillos consejos conseguirás una planta tapizante para acuario hermosa y muy resistente.

Mi nombre es Sofia, y soy licenciada en Biología Marina. Desde muy pequeñita he sido una apasionada del mundo marino, todo me viene gracias a mi otra pasión, la literatura. Echaba horas estudiando acerca del mundo marino, por eso me decidí a estudiar finalmente biología marina. Tras años de experiencia trabajando aquí y allá, he decidido abrir este blog en el que puedo aunar mis pasiones en una y ayudar a la gente a que conozca un poco mejor este maravilloso mundo poco de moda.

Blockfish
Artículos sobre Plantas