Musgo de Java

Sofia Lozano
Bióloga marina

Jugar con las texturas, colores y tamaños de los peces y plantas que se colocan en los acuarios para crear paisajes impresionantes, es una de las cosas que más les gusta a los acuaristas. En este particular, el Musgo de Java es una planta que se ha popularizado en la acuariofilia por ser de fácil cultivo y mantenimiento.

Originaria del sudeste asiático, es una especie que pertenece a la familia Hypnaceae y que es ideal para cualquier acuario plantado.

Acompáñanos a descubrir cómo se reproduce y se conserva esta bella planta acuática.

Características principales del Musgo de Java

Esta es una especie tapizante, lo que quiere decir que se extiende en el fondo del acuario como un césped que recubre el sustrato.

Algunas de sus principales características son las siguientes:

En esta tabla se encuentran resumidas las principales características del Musgo de Java:

DescripciónPertenece a la familia Vesicularia.
TamañoEs rastrera y solo crece unos 5.5 mm de altura, pero sí se extiende en grandes superficies.
IluminaciónNecesita iluminación media y con luz intensa pierden su coloración.
SustratoNo precisa de un sustrato para fijarse, ya que lo hace en  troncos naturales o piedras para acuario.
ReproducciónSe reproduce con mucha facilidad.
Condiciones del acuarioNecesita de unos 20° C a 28° C de temperatura para crecer sanas y robustas, así como un pH de 6.5 a 8.5.

¿Cómo es la morfología del Musgo de Java?

Una de las cosas más llamativas del Musgo de Java es su aspecto, el cual es denso y sedoso. De hecho, al tocarlo simula una esponja.

A lo largo de su tallo filiforme, crecen una multitud de hojas puntiagudas y suaves que pueden medir unos 5 mm de longitud.

Con respecto a sus tallos, se mantienen entrelazados, dando ese aspecto denso y mullido.

El color del Musgo es verde medio no tan intenso, aunque en ocasiones algunas variedades pueden ser de una tonalidad más oscura.

Cuando se introduce por primera vez a la pecera, quizás tarde un poco en lograr aclimatarse, pero una vez superado este periodo, empezará a crecer con mayor rapidez.

¿Cómo deben ser las condiciones del acuario para el mantenimiento del Musgo de Java?

Para que el Musgo de Java crezca apropiadamente en cualquier pecera es conveniente cumplir con ciertas condiciones que le ayuden en el proceso.

Lo principal es que ellas deben contar con un elemento en el cual puedan sujetarse. Nos referimos a algunas piedras o troncos para acuarios, en donde se enraícen apropiadamente. Para ello, debes atarlas usando hilo de seda suave o de algodón, y empezarán a sujetarse a ese elemento.

Si lo prefieres, puedes enterrar un poco las raíces en un sustrato de arena o de grava, y a los pocos días empezará a poblar la pecera.

Se mantienen muy bien en temperaturas oscilantes entre los 20° C a los 28° C, pero no sufren mucho si hay leves bajas por las temporadas de invierno.

En cuanto al tema de la iluminación, esta planta prácticamente se adapta a todo tipo de luz natural o artificial. Solo que si sometes la pecera a una luz intensa, no tardarán en crecer también las algas en el acuario.

Trata de no agregar un anti algas si tienes Musgo de Java, porque acabarás perjudicándolo por completo.

¿Cómo se reproduce el Musgo de Java?

En su estado natural, el Musgo de Java se reproduce por esporas que son trasladas por el viento, pero en los acuarios se utiliza la técnica del esquejado. Esta se trata de cortar los brotes que salen de la planta y llevarlos hasta el sitio destino que escogiste.

Puedes ubicar el esqueje en el sustrato o sobre los elementos que ya describimos (piedras y troncos o raíces). Un toque muy atractivo, sería replantarla en algunas conchas de coco y rocas volcánicas, lo que le aportaría un toque más tropical a tu acuario. También, esta planta se ve perfecta combinándola con la Anubia.

No ubiques el Musgo en agua de grifo, porque esta contiene mucho cloro que le hará daño a la planta. Es preferible que la coloques en el acuario ya ciclado.

Recomendaciones finales para el cuidado del Musgo de Java

El Musgo de Java cuando se introduce en la pecera crecerá muy lento. En ese momento déjalo tranquilo, no lo cortes ni lo podes.

Cuando ya él se haya adecuado a la pecera, verás que se acelera bastante rápido su crecimiento. Allí, si debes podarlo para retirar el exceso de Musgo, pues por ser una planta tapizante va a buscar apoderarse de toda la superficie.

Puedes valerte de unas tijeras o hasta las manos para hacerlo. Eso sí, no metas las manos en la pecera con restos de químicos o jabones que puedan alterar el equilibrio interno del agua.

Si el Musgo de Java llega a tornarse marrón, no entres en pánico. Lo primero que debes hacer es retirar la parte marrón de la pecera, pues ya no podrás hacer nada para salvarla.

Seguidamente, ajusta la iluminación de la pantalla led o del tubo fluorescente a una luminiscencia menor, ya que es probable que el motivo haya sido ese.

Ahora, busca un esqueje sano del Musgo y empieza a reproducirlo en las zonas que dejaste sin la planta. Verás que en poco tiempo tendrás nuevamente un Musgo verde y frondoso.

Otra medida muy eficaz para cuidar el Musgo de Java y alcanzar todo su esplendor es introducir un kit de CO2 que aumente los niveles de nitritos y oxígeno en el acuario y, a la vez, acelerar el proceso de fotosíntesis.

Mi nombre es Sofia, y soy licenciada en Biología Marina. Desde muy pequeñita he sido una apasionada del mundo marino, todo me viene gracias a mi otra pasión, la literatura. Echaba horas estudiando acerca del mundo marino, por eso me decidí a estudiar finalmente biología marina. Tras años de experiencia trabajando aquí y allá, he decidido abrir este blog en el que puedo aunar mis pasiones en una y ayudar a la gente a que conozca un poco mejor este maravilloso mundo poco de moda.

Blockfish
Artículos sobre Plantas